Las personas que aman a los animales me van a entender. El amor, cariño, afecto que un animal puede crear en vos es tan grande, y se puede generar en tan poco tiempo. No estuviste con migo mas de tres meses y ya te habías creado en mi corazón un lugarcito tan grande y especial. Siempre que estaba mal y necesitaba que alguien me consuele, sin necesidad de tener que explicarle que me pasaba, estabas vos ahí. Saltabas hacia mi, jugabas, me besabas, mordías (jugando), lamias, te veía venir hacia mi y ya sonreía. Eras hermoso y te clavaste en mi corazón como ninguna persona lo va a poder hacer. Fuiste mi perro, y te lo voy a agradecer siempre todo el cariño incondicional que me diste a mi, y a toda mi familia. Fuiste un estrellita que brillo lo que tubo que brillar y no por eso tu luz fue menos especial que la que seria la de una estrella de 10 o 20 años. Lo que mas voy a extrañar es el sentir que el amor que me dabas no era fingido, los animales son tan sinceros, a diferencia de las personas, no tenia esa desconfianza que siempre siento del cariño que me dan los seres humanos.

Los perros son nuestro enlace con el paraíso.

No creo en el cielo, o en la vida después de la muerte pero de lo que estoy segura es de que los perros son seres demasiado especiales como para que su misión en la vida acabe después la muerte. No se que sera de tu alma, pero me gustaría que cuando finalicen mis días, la mía se encuentre con la tuya. Te amo Ciro.


Noviembre del 2011- Enero del 2012.